jueves, 23 de abril de 2015

JEFES "A ESPUERTAS" EN LAS AA.PP.

Existen estudios en RR.HH que aseguran que el 40% de los jefes son tóxicos. Pues bien, no dudo de este porcentaje pero en las AA.PP, se ve incrementado descomunalmente.

Sin ánimo de generalizar, en la Junta de Andalucía hay más jefes tontos que botellines.
Recordando la fábula de los remeros británicos y la productividad, en que la misma embarcación pierde todos los años por 1 km de distancia respecto de la ganadora, debido a que en ella van 29 jefes y 1 remero, en las RPT de la Junta de Andalucía hay más jefes que indios. Que si jefes de miles de negociados, que si chorrocientos jefes de unidad (manu militari, manda huevos), tropecientos jefes de sección (terminología propia del partido único español en tiempos del dictador menudo), un buen manojo de jefes de servicio  (fuera de servicio, dedocracia al más puro estilo SOEz), “x” jefes de departamento (cuasi distinción honorífica), más coordinadores que trabajadores que coordinar (como un aeropuerto sin aviones), jefes de gabinetes, de prensa, de protocolo y demás caudillos sin gremio.

Y no hay que ser muy avezado para saber que una estructura social-laboral como ésta decae antes de empezar a funcionar, como los remeros improductivos o como el avión de 7 plantas que tiene campo de golf, piscina, acuario, discoteca, etc pero no tiene cojones de despegar.


Es que además, si has transitado por varios destinos, delegaciones provinciales (ahora territoriales para vender reducciones inexistentes) o servicios centrales de las distintas consejerías políticas, te das cuenta del porqué esto no funciona.

Te encuentras a los mal llamados jefes de personal, mal llamados porque solo se dedican a tramitar situaciones administrativas de los trabajadores (régimen de horarios, altas y bajas, nóminas y poco más) y no tienen formación especializada en recursos humanos, sí RR.HH, esa concepción moderna de la gestión de trabajadores, inexistente y desconocida por las AA.PP e imprescindible en la perspectiva moderna de organización empresarial.

En la Junta de Andalucía existen más de 20.000 trabajadores pertenecientes al personal laboral, con multitud de categorías profesionales, contenidos de puestos de trabajo dispares y sobre todo, con un régimen jurídico particular. Pero éste régimen jurídico y la normativa laboral y convencional de aplicación son desconocidas por la gran mayoría de los gallifantes peripatéticos (jefecillos).

Con mayúscula irresponsabilidad, los jefes que encomiendan las tareas a estos trabajadores no tienen la más remota idea sobre prevención de riesgos, formación, jornadas y horarios, límites mínimos y máximos de derecho necesario, integración normativa, actualización de la normativa socio-laboral, etc. Es fácil encontrarse a un/a animal de bellota que deglutiendo exabruptos destella su incapacidad en cada proceder, cual mula de carga, que no habla , rebuzna.

Y esta irresponsabilidad transformada en incultura laboral deforma la estructura y genera situaciones injustas e ilegales que se sumergen de lleno en la propia responsabilidad penal. ¿Es normal que a un trabajador que ha realizado en una semana la friolera de más de 60 horas de trabajo efectivo, se le obligue a trabajar, también el sábado, otras 14 horas, realizando tareas de conducción de vehículos? No solo no es normal sino que va contra todo principio y norma laboral. Pues bien, si esto es gravísimo más lo es que el fundamento que le den al trabajador para obligarlo a esa burrada, animalada, es que cobra un complemento de disponibilidad “...y todo eso va ahí dentro!. No voy a entrar en este artículo en tecnicismos jurídicos pero huelga decir que el complemento de disponibilidad a lo único que autoriza es a distribuir de forma irregular la jornada de trabajo, con tiempo suficiente de antelación y sin sobrepasar la jornada máxima semanal efectiva de trabajo ( 37,5 horas) y no 74 horas.


Y esto es solo un botón de muestra del coleccionable de jefecillos carcas, fachas y faltos de la más elemental preparación que, campan a sus anchas castillas, deambulando por la administración pública, esa en la que hagas lo que hagas, nunca pasa nada...si eres del Clan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario