viernes, 6 de noviembre de 2015

SENTENCIA COMENTADA del Tribunal Constitucional de 13 de Abril de 2015: Extinción de contratos por razón de edad.


En este caso, traemos a colación una sentencia significativa del TC que versa sobre la legalidad o no de seleccionar a determinados trabajadores para extinguirles sus contratos de trabajo en un proceso de despidos colectivos, en función de la proximidad de su edad a la jubilación. En concreto, se invoca el derecho a la no discriminación por razón de edad reconocido en el art. 14 CE.

Una empresa pública pretende extinguir 252 puestos de trabajo por razones objetivas, concluyendo el periodo de consultas con acuerdo. Las razones objetivas esgrimidas son las organizativas, productivas y económicas. La afectación final es sobre 211 trabajadores de los 252 inicialmente propuestos.

 Resultaron afectados por el despido todos los trabajadores de 55 o más años, a los que se les gestionó el convenio especial con la Seguridad Social.

Se establecen 4 criterios para la designación de los trabajadores afectados, sin carácter excluyente en ninguno de ellos.

Pero el criterio de designación que nos interesa discutir es el esgrimido por la empresa que dice literalmente..."Con el objetivo de establecer una nueva estructura de la plantilla que se mantenga a largo plazo en su nuevo dimensionamiento, y de ocasionar el menor perjuicio para el trabajador, se aplicará como criterio en la selección de trabajadores afectados el de aquellos trabajadores que se encuentren en una situación más próxima a la jubilación. (…)"

Las demandantes de amparo  interpusieron demanda sobre despido contra la empresa pública y contra el presidente del comité de empresa, por entender que sus despidos eran discriminatorios por razón de edad.
El Juzgado de lo Social núm. 1 de Valencia, en fecha 19 de noviembre de 2012, dictó Sentencia desestimatoria por inexistencia de vulneración de derecho fundamental alguno en el cese de las recurrentes afirmando que “la fijación del criterio de la edad, no puede fundar la alegación de una situación discriminatoria respecto al contenido de los acuerdos libremente adoptados por las partes que negociaron el expediente y en lo que se fundamenta la resolución del ERE, ya que se trata de un criterio objetivo, de aplicación igual para cuantos se encuentren en tal situación, tratándose además del colectivo más próximo a la jubilación y por tanto con menores expectativas de vida laboral, llevando incluso a efecto en el propio acuerdo con la representación de los trabajadores de unos sistemas de prestaciones y mejoras, incluyendo las previsiones de abono del convenio especial con la Seguridad Social, etc.”

Asimismo,sostiene el JS que “las actuaciones que toman en consideración la edad pueden ser valoradas ajustadas a derecho o no en relación a las circunstancias del caso y el cuerpo de doctrina jurisprudencial referido viene a señalar que en supuestos de crisis de empresa el criterio de afectación del expediente según la proximidad a la edad de jubilación es adecuado, y todo ello valorando que en el caso de autos el citado criterio no es el único que se determina ni se acredita mínimamente que haya sido el único utilizado puesto que para ello hubiera sido preceptivo acreditar la preferencia en su caso respecto a otros trabajadores (lo que por el tipo de proceso no era factible)”.

Contra esta sentencia interponen los demandante en amparo recurso de suplicación que fue desestimado por Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana de 2 de mayo de 2013. La sala asevera que no existía discriminación en los despidos de las cuatro recurrentes, “pues los mismos se encuadran en los criterios de selección establecidos, debiéndose tener en cuenta que razones de base jurisprudencial constitucional productivas, económicas y organizativas han justificado el acuerdo de extinción colectiva alcanzado, lo que a su vez justifica la decisión empresarial sin que se aprecie indicio de discriminación” en sus despidos.

Debemos señalar ahora que en el ámbito específico de los despidos colectivos, continúa vigente un criterio que puede ser concretado en palabras de la Sentencia de la Sala Tercera del Tribunal Supremo de 9 de marzo de 2011 según el cual, “parece razonable que los trabajadores afectados por las medidas de ajuste de plantilla sean aquellos que se encuentran más próximos a la edad de jubilación y, consiguientemente, con unas expectativas laborales muy cortas, sin que ello comporte la lesión del art. 14 CE”.

Frente a esta sentencia se interpone el Recurso de Amparo. El TC ya ha dejado sentado que la edad, como factor al que alcanza la prohibición constitucional de discriminación, sólo puede fundar un tratamiento diferenciado cuando se cumplen rigurosas exigencias de justificación y proporcionalidad.

En defensa de su argumentación, las trabajadoras demandantes de amparo sostienen que el empleo de la edad superior a los 55 años como factor determinante del cese en el trabajo constituye un caso evidente de actuación discriminatoria que debe, en consecuencia, ser declarado como despido nulo. 

Las razones que llevaron a la empresa a adoptar tal decisión eran que dicha medida era la que menos perjuicio podía ocasionar a los propios trabajadores, pues se hallarían en una situación más próxima a la jubilación y la empresa suscribiría el convenio especial correspondiente con la Seguridad Social en los casos en que fuera preceptivo legalmente, minimizando los efectos indeseables de toda extinción contractual laboral.
Explica el Tribunal Constitucional que, la selección de los trabajadores afectados por un despido colectivo en función del menor daño o perjuicio que la situación de desempleo conlleva para determinados sectores de edad, sólo puede considerarse legítima y proporcionada si se ve acompañada de medidas efectivas que atenúen los efectos negativos generados por la situación de desempleo, sin que en ningún caso pueda considerarse justificación suficiente del despido la mera proximidad de la edad de jubilación.

Debemos tener en cuenta que en el caso que nos ocupa, la empresa adoptó medidas para el establecimiento de mejoras voluntarias de la prestación por desempleo, la suscripción de un convenio especial, en los términos legalmente exigidos, y la posibilidad legal de percibir un subsidio por desempleo hasta cumplir la edad para acceder a la pensión de jubilación.

De acuerdo con todo lo expuesto en la sentencia, la existencia de medidas efectivas llamadas a minimizar el perjuicio ocasionado al trabajador próximo a la edad de jubilación hace que el criterio de la edad resulte en el presente caso proporcionado, lo que nos conduce a concluir que la utilización de dicho criterio no vulneró el art. 14 CE al no constituir una discriminación por razón de edad.

Así lo sostiene el TC en su fallo desestimando el amparo invocado por las trabajadoras y y calificando de adecuadas las medidas adoptadas por la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario