viernes, 4 de mayo de 2018

LA JUNTA DE ANDALUCÍA Y LOS SINDICATOS, SIGUEN CONTRATANDO “A DEDO” Y SIN GARANTÍAS” A SU PERSONAL




La Junta de Andalucía firmó un acuerdo con los sindicatos mayoritarios del VI Convenio Colectivo para el personal laboral, para modificar el artículo 17.5, de provisión de puestos por el sistema de promoción específica, los llamados “SNL”.

Estos puestos son de naturaleza directiva o asesoramiento especial o al menos así debería ser.

La Junta de Andalucía ya contrataba “a dedo” desde hace décadas a su personal de confianza. Cada vez eran más los puestos que se cubrían por este sistema dedocrático.
Resultado de imagen de enchufe a dedo

Los sindicatos UGT y CC.OO, conocedores de esta situación, “otorgaron” una carta blanca a la Administración para que a partir de la modificación del art. 17.5 de VI CC, las designaciones “a dedo” continuaran siendo “a dedo” pero con el beneplácito de la Comisión del VI Convenio Colectivo.

De este acuerdo debían salir las bases de las convocatorias públicas para la cobertura de puestos “SNL”. Y salieron, claro que salieron…

La gran generalidad de puestos ofertados por las Delegaciones territoriales y consejerías, son para el Grupo I-II y II-III del personal laboral, para la categoría de director de Centros de Participación Activa (C.P.A.), escuelas infantiles, residencias de la 3ª Edad, centros de día, etc.

Hasta aquí todo igual que siempre. La gran diferencia es que ahora, para ser director, p.e. de un C.P.A., no se requiere ni titulación universitaria ni formación específica ni general. Tampoco son valorados éstos a los efectos de méritos para el acceso a un puesto público de estas características.

El único requisito que se exige, que a la vez es excluyente, es el de experiencia en el mismo puesto de 1 o 2 años, según los casos.
Es decir, para dirigir un centro público, no se exige ninguna formación de ningún tipo, ni experiencia profesional relacionada con las funciones a realizar, ni formación multidisciplinar en materias afines al puesto.

Tampoco se valoran méritos tales como formación complementaria que tenga relación con la Administración Pública, ni másteres, ni posgrados universitarios, nada de nada.

El único requisito habilitante para acceder al puesto de director es haber sido antes director. ¡TOMA YA! Eso es algo así como decirle a un opositor al puesto de Letrado de la Junta de Andalucía, que para acceder al mismo debe haber sido antes Letrado de la Junta de Andalucía y ya puestos, decirle a cualquier candidato a cualquier puesto público que debe haber trabajado antes en ese puesto público para poder echar la solicitud.

Esta actitud vulnera todos los principios constitucionales de acceso a la Función Pública, se erige en un procedimiento de retroalimentación endogámica que asegura que en esos puestos estarán siempre los mismos, con nombres y apellidos, independientemente de los méritos académicos y profesionales que podamos tener los demás, labrados con mucho esfuerzo a lo largo de nuestras vidas.

Esto, que es tan gravísimo como normal, se hace con el beneplácito de los sindicatos. Cada convocatoria que se saca de cada puesto “SNL”, está viciada con el consentimiento de los representantes de los trabajadores y cada una que no denuncian es un borrón más en sus haberes.

Hace tiempo que la Función Pública está peor que la Política. Aquí para promocionar a director hay que tener el carnet de director desde chiquitito, como el del PSOE.

Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario